DINERO, MAFIA Y HONOR

Hace unas semanas, presenté a Thelma Schoonmaker, la montajista de Martin Scorsese. En este post, me centro en las mejores películas del cineasta estadounidense como director.

¿Cuáles son las 15 mejores películas de Martin Scorsese?

Malas calles (1973)

La voz en off nos adelanta la trama del film. “Los pecados no se redimen en la iglesia, se redimen en las calles”. Es la primera película que muestra los temas por los que Scorsese será conocido más adelante: el crimen, Nueva York y los gángsters. La película es interpretada por un desconocido Robert De Niro. El público no preverá que el actor se convertirá, años más tarde, en el intérprete fetiche de la filmografía de Scorsese.

Taxi Driver (1976)

A mediados de los años setenta, Robert De Niro y Scorsese se unen para filmar una de las mejores películas de la década. El espectador se adentra en la mente de un taxista (ex marine) con insomnio, que recorre las calles de Nueva York. Un thriller dramático con pinceladas de modernidad. Nominada a los Óscar como mejor película, es uno de los mejores films de Scorsese.

Toro Salvaje (1980)

El director, posicionado ya como uno de los mejores, filma la historia violenta de un púgil y su hermano y manager. Robert De Niro encarna los éxitos y fracasos de Jake LaMotta. El cambio físico del actor es brutal. Viajó a Italia para engordar, en un solo mes, y representar la debacle del boxeador. Uno de los motivos que le otorgó la estatuilla como Mejor Actor Principal. Con esta película, Scorsese fue el precursor del movimiento de cámara en la filmación del boxeo. La fotografía en blanco y negro, y el montaje, de Thelma Schoonmaker, son asombrosos.

El rey de la comedia (1982)

Este film no es uno de los más aplaudidos por el público ni la industria cinematográfica. Sin embargo, me gustaría recalcarlo por su influencia en la última película de Joker. Interpretada por Jerry Lewis y Robert De Niro, es una comedia negra sobre la ambición, la salud mental y la obsesión por la fama.

¡Jo, qué noche! (1985)

Scorsese apuesta, de nuevo, por un cine sencillo. Combina el drama y la comedia negra. Inquietante e imprevisible, la película narra la historia de un solitario informático que se adentra en una noche neoyorquina, llena de infortunios.

El color del dinero (1986)

Es la continuación de El buscavidas, cuyo protagonista, Eddie Felson, es interpretado por Paul Newman, que repetiría en el film de Scorsese para dar continuidad a la historia. Su interpretación le otorgó el Oscar a Mejor Actor.

Uno de los nuestros (1990)

Personalmente, es su mejor película como director. Un guión, basado en hechos reales, sobre la mafia, el dinero y los gángsters. Y un reparto (Robert De Niro y Ray Liotta) en el que brilla Joe Pesci, entre otras intervenciones, por su magnífica improvisación en una escena. Su papel psicótico le sirvió para ganar el Óscar a Mejor Actor de Reparto. El mafioso Henry Hill se introduce en negocios peligrosos para hacerse un hueco en una difícil jerarquía de Brooklyn.

La edad de la inocencia (1993)

Daniel Day-Lewis quitando sensualmente un guante a Michelle Pfeiffer es una de las escenas más recordadas de la década de los noventa. Marty aparta el crimen para narrar un drama romántico. Probablemente uno de los mejores cierres de una película en la historia del cine.

Casino (1995)

Martin Scorsese deja de lado las calles de Nueva York y se marcha a Las Vegas. Este film es una de las comparaciones del público con Uno de los nuestros. A Joe Pesci y Robert De Niro se une una Sharon Stone, pletórica en su papel. Casino es enérgica y divertida. El montaje de Schoonmaker y la fotografía brillan.

Gangs of New York (2002)

Leonardo DiCaprio se convierte en el nuevo actor fetiche de Scorsese y le regala un papel estrella. Por su parte, Daniel Day-Lewis será recordado, en este film, por su maravilloso monólogo con la bandera de Estados Unidos. Narra el enfrentamiento entre dos bandas de Nueva York, se caracteriza por la humanidad de la sociedad, la violencia y la corrupción.

Infiltrados (2006)

El ansiado Oscar llegó con este film, por Mejor Director y Mejor Película. Además, ganaría dos estatuillas más por Guion adaptado y Montaje. La película está basada en Infernal Affairs, del año 2002. El crimen, Nueva York y la interpretación sensacional de Mark Wahlberg y Leonardo DiCaprio son la esencia de este film. Scorsese, además incluye diálogos brillantes, buena banda sonora y ritmo dinámico.

Shutter Island (2010)

Los agentes judiciales, encarnados por DiCaprio y Mark Ruffalo, son destinado a una isla para investigar una peligrosa desaparición. Un thriller psicológico inquietante y perturbador.

La invención de Hugo (2011)

Basada en el libro de Brian Selznick, es una de las películas con menos huella del director. Nada que ver con su característica temática. No muy aclamada por su público, sí lo fue por la Academia de Cine, que le otorgó cinco Óscar. Eso sí, en categorías técnicas. Es una fábula, visualmente llamativa, sobre los orígenes del cine.

El lobo de Wall Street (2013)

Basada en El lobo de Wall Street, de Jordan Belfort, es una crítica y enaltecimiento al capitalismo. Tres horas enérgicas acerca de Wall Street, con escenas memorables y Leonardo DiCaprio como protagonista, nominado al Óscar como Mejor Actor. Muy divertida y entretenida, también tiene un sello que memora a Uno de los nuestros.

El irlandés (2019)

Último título de su filmografía, el director aceptó la propuesta de Netflix para dar vida a su proyecto más ambicioso. El cineasta recupera sus temas clave: la mafia, la familia, el dinero; de la mano, como no, de Robert De Niro y Joe Pesci. Con la colaboración, por primera vez, de Al Pacino.

Conclusión

Aunque algunos de los films de Scorsese no siguen su patrón, la mayoría de ellos, ambientados en su Nueva York natal, se caracterizan por la mafia, el crimen, la redención, la masculinidad y el honor. Con todo ello, Scorsese se ha convertido en uno de los mejores directores de la historia y una influencia para las nuevas generaciones de la industria cinematográfica.

Ir arriba