La editora de vídeo con más nominaciones a los Oscar

Seguro que conoces a Martin Scorsese. Un director de cine con prestigio, gusto y premios. Pero no me quiero centrar en él en esta entrada. Scorsese ha trabajado con los mejores para dirigir películas de éxito como Infiltrados o El aviador. Y en su equipo es donde entra Thelma Schoonmaker. La mano derecha de Scorsese. Una mujer que brilla en su carrera profesional, como editora, en un mundo predominantemente de hombres.

Ella

Argelina de nacimiento, conoció a Scorsese en un curso de verano en Nueva York en los años sesenta. Empezaron juntos en el año 1967 con ¿Quién llama a mi puerta? En 2019, han estrenado su última película, El irlandés. Más de cincuenta años juntos. Ha sido nominada a seis Premios Óscar y ha ganado tres con las películas: Toro salvaje (1980), El aviador (2004) e Infiltrados (2006).

El montaje de Scorsese

En los años ochenta, con la creación de Toro Salvaje, Schoonmaker empezaría a introducir en sus films una identidad que se repite a lo largo de su carrera. Entre ella, jugar con la imagen y la velocidad.

Trata de explicar la misma escena desde diferentes puntos de vista. Muy defensor del plano picado y el plano secuencia.

La congelación, la elipsis, el travelling o los claroscuros predominantes en su iluminación, otros detalles de esta pareja.

El gusto por la música del director se plasma en la inclusión de esta en sus films.

Otras editoras con renombre

Margaret Sixel, Chris Innis o Gabriella Cristiani son otras montadoras históricas, ganadoras de un Óscar en la categoría de montaje. Thelma Schoonmaker es una mujer referente en un sector cinematográfico con una tendencia masculina. Scorsese es el conocido, pero ella es la ejecutadora, capaz de crear narrativa visual desde un bruto. Un tándem perfecto.

Ir arriba